Lola

Bulldog francés





animales




Lola

Lola y Romeo



El Bulldog francés es una raza de perro pequeña originaria de Francia, establecida como tal a finales del siglo XIX. No obstante, a pesar de su nombre, América y Gran Bretaña han desempeñado importantes papeles en el desarrollo de esta raza.

Origen

El bulldog francés es considerado un moloso de talla pequeña. Los orígenes del bulldog francés se remontan a la década de 1850. Sus inicios se hallan en Inglaterra, con el bulldog inglés, su pariente más cercano, descendiente de las razas tipo mastiff. Como todos los dogos, su origen se remonta a los molosos de la región de Epiro en Grecia y del Imperio romano. Fue también apodado el “perro perfecto”.

Es probable que el bulldog francés sea el resultado de diversos cruces entre los toy bulldogs venidos de Gran Bretaña y diversos perros locales. Descendiente de los dogos franceses y del bulldog inglés (mucho más pesado), es resultado de sucesivos cruces que criadores de los barrios populares de París hicieron a finales del siglo XIX con objeto de conseguir una raza ágil y atlética que fuera buena en los combates de perros.



Bulldog francés

Bulldog francés



Inicialmente el bulldog francés fue un perro del pueblo, teniendo como amos a los carniceros y cocheros, pero luego supo conquistar la alta sociedad y el mundo artístico, debido a su aspecto original y su singular carácter, propagándose rápidamente.

Aspecto general

Tipo moloso, de talla pequeña, pelo corto, musculoso, fuerte y compacto.
Potente para su pequeña estatura, corto, compacto en todas sus proporciones, pelo raso, cara corta, nariz chata, orejas erectas y cola naturalmente corta. Debe tener aspecto de animal activo, inteligente, muy musculoso, de estructura compacta y sólida estructura ósea.



Romeo

Romeo



De cola pequeña, gruesa al principio y anudada al final.
Otra característica son las “orejas de murciélago”. Es la raza canina que más pabellón auricular muestra cuando mira al frente.
La cabeza debe ser muy fuerte, ancha y cuadrada. La piel forma pliegues y arrugas casi simétricas. Se caracteriza por una contracción del complejo maxilo-facial: el cráneo ha ganado en anchura, lo que ha perdido de largo.
Para un bulldog en buenas condiciones, el peso no debe ser menor de 8 kg, ni mayor de 14 kg, ya que el tamaño está en proporción con el peso.



Lola y Romeo

Lola y Romeo



Estándar de la raza

Aspecto general: Perro pequeño, robusto, compacto y sólido con una buena osamenta y una capa corta y lisa. Sin puntos exagerados. El equilibrio es esencial.
Características: Moloso típico de pequeño tamaño. Con fuerza proporcionada a su pequeño tamaño, de pelo corto, con las orejas erectas y con la cola naturalmente corta.
Cabeza y cráneo: Cabeza cuadrada, grande y ancha, aunque proporcionada respecto al tamaño del perro. Cráneo casi plano entre las orejas, con la frente abovedada y con la piel suelta formando pliegues y arrugas simétricas. Hocico amplio, profundo y de implantación bastante trasera. Trufa y labios negros.



Bulldog francés

Bulldog francés



Mandíbula profunda, cuadrada, ancha y con cierre ligeramente retrasado.
Ojos: preferiblemente oscuros y en concordancia con el color de la capa. De tamaño moderado, redondeados y ni hundidos ni saltones. No mostrarán la parte blanca del ojo cuando miren hacia delante.
Orejas: llamadas de murciélago por los ingleses, de tamaño mediano, anchas en su base y redondeadas en la punta, de implantación alta y portadas tiesas y paralelas.
Cuello: Corto, ligeramente curvado y sin papada.
Extremidades anteriores: patas separadas, con osamenta recta, fuertes, musculosas y cortas.
Cuerpo: la línea dorsal se eleva progresivamente hasta el nivel del riñón para descender rápidamente hasta la cola. Dorso largo y musculoso. Pecho redondeado y amplio, costillas llamadas de tonel muy redondeadas. Vientre recogido.
Extremidades posteriores: patas traseras fuertes, musculosas y más largas que las delanteras, haciendo que el riñón quede más alto que la cruz.alguno prefiern climas de calor



Bulldog francés

Bulldog francés



Perro de interiores

Este perro es ideal para un piso pequeño; necesita ejercicio durante unos 55 minutos diarios. No es un perro ideal para grandes caminatas pero es un buen animal de compañía, muy juguetón, activo y defensor del dueño. Es un perro muy casero, le encanta estar en casa en compañía de sus dueños.



Bulldog francés

Bulldog francés



Carácter

El Bulldog Francés puede convivir fácilmente con otras razas.

Sociable, alegre y juguetón.
Es un perro pequeño, cómico y afable, que sobresale como perro de compañía y que sólo busca afecto.
Amistosos, excelentes con los niños, compatibles con otras mascotas y ademas muy adorables.

Es un perro muy dulce, afectuoso y paciente, afectuoso particularmente con los niños, y muy protector con ellos, especialmente las hembras.
Esta raza ladra raramente, salvo cuando le hace falta: para llamar la atención, cuando necesita algo o cuando está contrariado.
Es un buen guardián que ladrará cuando sienta un ruido; es protector con el hogar y con sus dueños, y estará siempre alerta de los peligros.
Es un perro inteligente, pero altamente testarudo por su remanente de perro de presa, por lo que conviene educarlos larga y concienzudamente.
Es un perro muy tranquilo, al que le gusta dormir mucho, por cierto ronca un poquito y se tira muchos gases, convive genial con otros perros si es hembra es mejor que conviva con un macho y si es macho con hembras (como no), si quiere a el Bulldog como perro de cría no es muy fácil el parto puesto que tienen mucha cabeza y son difíciles de sacar.



Romeo

Romeo



Mantenimiento

Debido a su adaptabilidad, tranquilidad y a que es poco ladrador, el bulldog francés es una raza ideal para la vida en un apartamento o piso. se adaptan bien a las casas. Prefieren los climas fríos ya que son bastante sensibles a las altas temperaturas. Es aconsejable evitar exponerlo al calor fuerte y tener cuidado con el sobrepeso, que podría causarle problemas respiratorios.



romeo de peke

Romeo de peke



Salud

El sonido que hacen los ronquidos tan por la noche como de día son característicos de la raza pero si el sonido es exagerado o se ve claramente que el cachorro le cuesta respirar, se trata de un defecto que puede acarrearle graves problemas de salud.

Las complicaciones más frecuentes están relacionadas con desproporciones en el tamaño o exceso de peso y pueden ser tan graves como la dificultad respiratoria, complicaciones cardíacas y problemas de columna. Todos ellos son fáciles de prevenir eligiendo un cachorro de padres sanos y de tamaño adecuado y vigilando la dieta.



Romeo

Romeo



El bulldog francés es tan sensible al frío intenso como a las temperaturas elevadas y debe ser protegido de ambos extremos.

La raza tiene una predisposición preocupante a desarrollar diversos tipos de cáncer, malformaciones congénitas y alergias en la piel, pero un ejemplar elegido adecuadamente tendrá una vida plena y feliz durante al menos doce años.

Las necesidades de acicalado del bulldog francés son mínimas, se adapta bien a la vida de interior y no necesita hacer mucho ejercicio, aunque como todo perro sí requiere que le saquen a pasear diariamente.



Romeo

Romeo y Lola



El problema más grave que afecta al bulldog francés es el cáncer, sin embargo lo más común es que sufra problemas de exceso de tamaño y sobrepeso. En los perros demasiado grandes es frecuente detectar dificultades respiratorias, complicaciones cardíacas y problemas de dorso/vértebras.



Lola

Lola



 

 

Fuente: wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

wp-puzzle.com logo