James Dean

James Dean




animales




James Dean

James Dean



James Byron Dean (James Dean), nació en Marion, Indiana, el 8 de febrero de 1931 y falleció en un accidente de coche en Cholame, California, el 30 de septiembre de 1955. Fue un actor estadounidense de cine, teatro y televisión.



James Dean niño

James Dean niño



En diciembre de 1949 empezó a conseguir pequeños papeles en cine y televisión, también hizo un famoso anuncio de Pepsi, donde actuó en calidad de extra y cobró 30 dólares. Ese día conoció a su representante, Isabelle Dreasemer. Pronto se trasladó a Nueva York para estudiar interpretación en el famoso Actor’s Studio.





Dean es un icono cultural de desilusión adolescente, tal como se expresa en el título de su película más célebre: «Rebelde sin causa»(1955), en la que interpretó el papel del problemático adolescente de Los Ángeles, Jim Stark. Los otros papeles que definieron su estrellato fueron el del solitario Cal Trask en «Al Este del Edén» (1954) y el del peón Jett Rink en «Gigante» (1955). Su duradera fama y popularidad se basan en sus actuaciones en estas tres películas, donde en cada una de ellas encarnó a su protagonista.



James Dean

James Dean



Su muerte prematura en un accidente automovilístico cimentó su estatus de leyenda. Fue el primer actor en recibir una nominación póstuma al Óscar como mejor actor y aún se mantiene como el único actor que ha tenido dos nominaciones póstumas.
Años después, se supo que Dean se llevó un secreto a la tumba que fue desvelado gracias a Elizabeth Taylor. La actriz se lo contó a un periodista y le pidió que no lo sacara a la luz hasta que ella hubiese muerto. En 1997, Taylor fue entrevistada por Kevin Sessums para la revista «POZ» de activismo contra el SIDA. En aquella entrevista, la actriz reveló un dato no conocido sobre Dean: «Amaba a Jimmy (James Dean). Te voy a decir una cosa, pero es «off the record» hasta que muera, ¿de acuerdo? Cuando Jimmy tenía 11 años y su madre murió, empezó a sufrir abusos sexuales por parte del pastor de su iglesia»- desveló entonces la actriz, según recoge «The Daily Beast»-. «Creo que aquello le atormentó por el resto de su vida. En realidad, sé que fue así. Hablábamos mucho sobre ello. Durante el rodaje de “Gigante” pasábamos noches en vela hablando y hablando, y esa fue una de las cosas que me confesó», afirmó Taylor.



James Dean

James Dean



James Dean tenía un gato siamés llamado Marcus, el cual algunos apuntan que fue regalo de su amiga Elizabeth Taylor, aunque hay otras versiones.
Mientras trabajaba en «Gigante», Dean se compró un «Porsche Spyder 550», bautizado como “Little Bastard” por Bill Hickman, otro corredor, amigo personal de Dean que formó parte de su equipo como instructor, siendo especialista en rodajes de escenas peligrosas con coches.



James Dean porsche

James Dean



El 17 de septiembre (días antes de su muerte), por paradojas de la vida, hizo un anuncio publicitario en la que advertía a los jóvenes de conducir con prudencia: «La vida que podrías estar salvando es la mía».





Se ha escrito mucho sobre el joven actor, pero en cuanto a su amor por los gatos, parece que existen contradicciones del origen de su Siamés. Se encuentran fotos de Dean con un gatito y otras con un gato adulto, ambos siameses. Sabemos que el gatito era suyo y que el otro era Louis XIV, el siamés del fotógrafo Sanford Roth, un gran amigo del actor, y de su esposa Beulah Roth, la cual escribió un libro sobre él con fotos realizadas por su marido: «James Dean nunca se reía a carcajadas, como si ello le avergonzase, y se entusiasmaba por cosas tan diferentes como las motos, la música clásica, el jazz, las corridas de toros, la tarta de manzana y los gatos. Le gustaban compositores como Bartok y Schoenberg, además de la música africana, y acababa de descubrir a Sartre, Genet y Malaparte, por lo que le entraron muchas ganas de visitar París, Roma y Venecia, aunque no tuvo tiempo para hacerlo».



James Dean, Beulah Roth y Louis XIV (foto de Sanford Roth)

James Dean, Beulah Roth y Louis XIV (foto de Sanford Roth)



James pidió consejo a Beulah Roth para conseguir un gatito, y recogieron al más precioso y perfecto que encontraron en Venecia, California: «Me llamaba tres o cuatro veces al día para saber qué debía hacer con el gatito. Pesaba su comida, le tomaba la temperatura, le medía para saber si crecía adecuadamente, examinaba la caja de arena para asegurarse de que no tenía gusanos, le llevaba regularmente a visitar al veterinario, le sujetaba mientras le vacunaban, le hizo una camita y acabó dejándole dormir con él, le amaba, cuidaba, mimaba, toda su vida giraba en torno al gatito.



James Dean

James Dean



Podía haber tenido a cualquier chica, cenar en grandes casas, salir, pero prefería estar con un gatito siamés. Solo tenía una queja, le hacía madrugar:

«– No me gusta madrugar, Beulah.

– Pues no madrugues, puedes permitírtelo.

– Pero es imposible con un gato. A veces me pregunto si vale la pena tener un gato, te obliga a madrugar muchísimo. Ojalá no me hubieras convencido.

– Puedes regalarlo.

– ¿Regalarlo?

– Conozco a alguien que se muere por tener un pequeño siamés. Son muy responsables, cuidarán de él.

– Pero ¿tienes piedras en la cabeza?

– No, Jimmy, intento ayudarte.

– No me lo parece.

– Verás, si de verdad quieres deshacerte del gato…

– ¿Deshacerme de él?

Estaba horrorizado, y siguió diciendo:

– Antes me muero. Él es lo que más quiero en el mundo».



James Dean y su gato siamés Marcus, regalo de su amiga Elizabeth Taylor.

James Dean y su gato siamés Marcus



Durante años padeció de Insomnio y esto alteró su día a día, provocando en él cambios bruscos de ánimo, pasando de la euforia total a la depresión en cuestión de minutos.
Tan pronto como el actor terminó el rodaje de la película «Gigante», se decidió a competir en una carrera de automóviles en Salinas, cerca de San Francisco.



James Dean porsche

James Dean



La noche anterior dejó su gato a Elizabeth Taylor para que se lo cuidase, ya que temía que algo le sucediese. Entonces decidió conducir el Porsche a lo largo de la costa para hacerle unos kilómetros (cuando en un principio iba a llevarlo en el remolque de su ranchera). Mientras Dean conducía su Porsche a una velocidad moderada por la carretera, acompañado por su mecánico, se le acercó en el cruce 41-46, en la localidad de Cholame, California, un Ford a gran velocidad, conducido por un estudiante. Dean trató de esquivarlo, pero no pudo. Se incrustó contra el Ford frontalateralmente por la izquierda y se rompió el cuello en el choque, perdiendo la vida instantáneamente el 30 de septiembre de 1955, a la edad de 24 años.



James Dean

James Dean



James fue enterrado en el Park Cemetery de Fairmount (Indiana). En 1977 se inauguró un memorial en su honor cerca del lugar del accidente, en Cholame.






Filmografía de James Dean

1951 Hill Number One (serie)
1951 Fixed Bayonets!
1952 Vaya par de marinos (Sailor Beware)
1952 Has Anybody Seen My Gal?
1953 Broadway, The Immoralist (teatro)
1953 Trouble Along the Way
1954 Al Este del Edén
1955 Rebelde sin causa
1955 Gigante




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

wp-puzzle.com logo