Amaral

Amaral




animales

 




Eva Amaral

Eva Amaral




Eva María Amaral Lallana nació en Zaragoza, el 4 de agosto de 1972. Es una cantante, compositora y músico española, integrante del grupo de rock Amaral junto a Juan Aguirre, con el que ha vendido alrededor de cuatro millones de discos.Está considerada como una de las mejores vocalistas rock españolas.
A sus padres al principio no les gustó que su hija se dedicara a la música, pero luego lo aceptaron y llegaron a estar encantados. Tiene una hermana mayor, que, según la propia Eva: «fue la que me puso los discos de los Beatles y de Simon y Garfunkel».
Cuenta que su infancia fue muy buena y que nunca jugó con muñecas, por el contrario, se dedicaba a hacer que tocaba música con su primo. Afirma que es tímida y que de adolescente se sentía rarita y tenía muchos complejos. Empezó a tocar muy joven la batería de manera autodidacta y no se creía capaz de cantar hasta que empezó a hacerlo por casualidad y se dio cuenta de que era un medio de expresión mucho más poderoso que la batería.
Estudió canto lírico cuando comprendió que iba a ser cantante. Primero en un centro cívico y luego, la profesora, fascinada, la remitió a su maestra: «cobraba un pastón por horas y yo no tenía parné…». Le hizo una prueba y la admitió con descuento.
Eva y Juan se conocen en 1992 en la parte de atrás de un bar en Zaragoza. Ella tocaba la batería en un grupo de punk-rock local llamado «Bandera Blanca». También era la voz solista de otra banda llamada «Lluvia Ácida». Simón, el guitarrista de «Lluvia Ácida», tenía un estudio casero de música para grabar maquetas, en el almacén. Simón llamó a Juan, para unos arreglos: «Quería que metiera unas guitarras muy en su onda», -cuenta Eva-, «porque Juan siempre ha tenido un estilo muy peculiar, muy suyo».
Hubo amor, amistad y música desde el primer encuentro. Se recorrieron todos los bares tocando. Estuvieron juntos cinco años antes de ser nada. Él eligió el nombre de Amaral para el grupo: le sonaba “misterioso, a isla perdida, a caballero medieval”, dijo al periódico «El País». Después empezaron a viajar esporádicamente a Madrid, luego pasaron temporadas más largas, durmiendo de prestado en casas de amigos; trabajaron en el sector de hostelería y un largo etcétera, mientras actuaban en «Libertad 8», en «San Mateo 6», en «El Rincón del Arte Nuevo» y en «La Boca del Lobo». Llegó el día en el año 1997 en que Jesús Ordovás los pinchó por primera vez en Radio 3 y tras esto un tipo se acercó después de un concierto y dijo: «Hola, soy de la compañía Virgin, me gustaría hablar con vosotros…». Desde entonces, decidieron quedarse en Madrid.
Según cuenta Juan: «Los dos estábamos igual de volcados en la música, lo que ayudó a que fuéramos pareja. Cuando rompimos, quedó la amistad. ¡Y el grupo! Hicimos solo un disco estando juntos y publicamos seis más. No tengo hermanas, solo un hermano. Así que Eva es como mi hermana pequeña». A muchos de sus amigos nos encanta su faceta de fotógrafa. hace montajes espectaculares, tipo ‘collage’ y me encanta ver cómo disfruta del proceso. todas las fotos del nuevo disco (Nocturnal)las ha hecho ella con esta técnica. Quienes la conocemos sabemos que podría haberse dedicado a las artes plásticas y al mundo audiovisual con la misma naturalidad con la que canta».
En 2012 colaboraron con la banda española de Heavy metal Barón Rojo en la canción «La Reina Ácida», de su nuevo álbum Tommy Barón. (Versión en español de la canción de The Who «Acid Queen»).
El dragón tatuado que le cubre toda la espalda, y que se hizo tras una mala racha en 2004, le sirve para recordarle la fuerza que tiene.



Amaral

Amaral



Se autodenomina “una loca de los gatos” y tiene dos, llamados Frida y Fellini. Adoptó a los dos en la «Asociación Nacional Amigos de los Animales». Son el yin y el yang: Frida, mimosa y presumida; le gustan las fotos y se desliza con elegancia entre las plantas del amplio salón de la casa en Madrid. Fellini es más tímido e independiente. Lo escogió entre sus hermanos –todos negros– por la atracción que siente hacia ellos. Y Fellini tiene además una peculiaridad: una mancha blanca bajo el pescuezo, “a modo de sotana. Me fascina su manera de ser, su comportamiento, su planta. Tienen características muy humanas”. Asegura saberlo porque siempre ha convivido con ellos. El primero fue Pelusa, que falleció. Hoy son Frida y Fellini. Por eso, si se va de gira, los echa de menos y alza la voz contra el maltrato y el abandono: “Quien no empatiza con los animales, no puede ser buena persona”.







El programa «más que perros y gatos» entrevista a Eva Amaral




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

wp-puzzle.com logo