Cuando muere una mascota




animales




Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota



Oscar L. De la Nieta, Psicólogo.



Cuando muere una mascota



A nadie que tenga perro se le puede escapar la importancia de éste dentro del núcleo familiar. Se le llega a considerar un amigo, un compañero, alguien con quién se llega a hablar de cosas muy íntimas y acaba siendo uno más de la familia.



Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota



El 86% de los dueños de mascotas los trata como a personas o a miembros humanos de la familia. El 97% habla con ellos y la mitad de los adultos y más del 70% de adolescentes les hacen confidencias.
Gran cantidad de dueños de mascotas refieren que éstas son más importantes para ellos que los amigos, vecinos, trabajo, deportes o funciones sociales. El 96% tienen mascota por el placer que su compañía ofrece. El 69% buscan el confort de su mascota cuando están deprimidos. El 80% están más divertidos y se ríen más desde que tienen mascota. Estos son datos que da el Doctor Estivill en su libro “La terapia con animales de compañía” (1999).



Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota



Algunos datos presentados en el 5º Congreso Internacional “Animales de Compañía, Fuente de Salud” de la Fundación Purina, 2001, que si bien relacionan la soledad con un riesgo aumentado de hipertensión, enfermedades coronarias, apoplejía y arritmias, las mascotas son una excelente forma de aumentar la comunicación y lograr que las personas dejen de vivir separadas del entorno y formen parte del mundo viviente, aumentando sus redes sociales y disminuyendo los factores de riesgo anteriores. Hasta el punto que un estudio
realizado en 1991 con 6.000 pacientes demostró que los que tenían mascotas mostraban menores cifras de tensión arterial, colesterol y triglicéridos (sobre todo en mujeres de más de 40 años).



Un anciano y su mascota



Cuando me propusieron acudir a este foro, y en concreto, hablar de como afecta la pérdida de una mascota, lo primero en lo que pensé fue en mi propia experiencia y en concreto en la de mi esposa. Tenía una perra preciosa, un pastor irlandés que fue envenenada y a la que finalmente hubo que sacrificar.
Toda la familia vivió esa pérdida como algo muy profundo. Pasando un periodo de duelo que es el proceso por el que una persona que ha perdido algo importante para ella (en este caso una perra) se adapta y se dispone a vivir sin ello. Este duelo es un proceso normal y saludable que en última instancia sana el desconsuelo y el profundo dolor.



Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota



Todo esto pudo ocurrir por que existía una red social amplia de amigos y familiares que comprendía la situación y que estuvimos dispuestos a escuchar.
Esto es lo indispensable del duelo, poder llorar, expresar nuestro dolor por la pérdida, pero los dueños de perros se sienten en muchas ocasiones confusos. “¿Cómo puedo sentir esto por un perro?”, “¿Cómo puedo hablar con nadie de lo que me ocurre?, Van a pensar que estoy tonto.”
¿No lloramos por la muerte de un amigo?.



Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota



En “El Quijote”, Sancho llora amargamente la muerte de su burro. Juan Ramón Jiménez describe con ternura la muerte de Platero y Virginia Wolf en su obra “Al Final” describe arrebatadamente la muerte de un viejo perro.
Un perro es un amigo con el que, en ocasiones, compartimos más experiencias que con otros seres humanos. Debemos permitirnos el llorar y expresar nuestro dolor. Solo en ese momento estaremos preparados para seguir adelante y, si es necesario, tener otro perro.



Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota



Si no permitimos que el dolor aflore, pueden surgir sentimientos de negación, desesperanza, enfado o culpa. Incluso puede aparecer pérdida de apetito, perdida de energía, aislamiento social, alteraciones del sueño, rumiaciones y hasta somatizaciones.
Es necesario añadir que hay dos colectivos que son especialmente sensibles, los niños y los ancianos.
Para los niños esta es, generalmente, su primera experiencia directa con la muerte. Siendo fundamental el apoyo y la guía de los padres para este paso.
Oscar L. De la Nieta Psic. Col.: M-14141



Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota



Los niños son más sensibles que los adultos a las condiciones que produce una pérdida; además de la edad, su grado de dependencia respecto a la mascota que fallece es mayor. Las diferentes etapas del desarrollo cognitivo y emocional de los niños desempeñan un papel fundamental en su percepción, interpretación y comprensión de lo que es la muerte.
Las respuestas que se suelen observar en los niños son:
Anhelo de la presencia de la mascota fallecida, que suele ser expresada a una persona que muestra simpatía. Esperanza de que la mascota volverá, lo que le llevará a ponerse triste o llorar. Se les puede observar buscando a su mascota, decir que habla con él, fantasear que vive con él por las noches, que juegan juntos, que lo abraza y hasta sentirlo, incluso puede manifestar que lo ve. Puede temer también perder a sus padres u otra persona.
El niño ha de pasar por una serie de fases para que pueda distanciarse de la mascota perdida y acabar sustituyéndolo por otra mascota o persona significativa del entorno, para comenzar a aceptar la imposibilidad de poder verlo, jugar con él o hablarle.Las condiciones que siguen a la pérdida son importantes para que no se genere una condición patológica en el niño como tener cerca de sus padres para que le brinden seguridad, protección o afecto y una vez más, permitirle expresar el dolor que le produce la pérdida.



Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota



 Por lo general, los ancianos aceptan la muerte más fácilmente que las personas de mediana edad. A pesar de eso, la muerte de su mascota a menudo les recuerda la muerte de su pareja, hermanos, amigos o la suya propia. En este caso, es indispensable la red de apoyo social de la que hablábamos antes. Familiares o amigos que le escuchen y sirvan de válvula
de escape de su dolor.En definitiva, la perdida de una mascota puede equipararse a la pérdida de un amigo. Es indispensable expresar el duelo, llorar y compartir la pena con otros que no nos juzguen y sin sentirnos culpables por experimentar dolor.



Cuando muere una mascota

Cuando muere una mascota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

wp-puzzle.com logo